Datos personales

Mi foto

Estoy reinventàndome!

Archivo del blog

Etiquetas

lunes, 20 de marzo de 2017

Un lugar a dónde ir de María Oruña

LA AUTORA

Oruña (Vigo, 1977) vive en Galicia, aunque de padre cántabro y pasa muchos veranos en Cantabria, donde ha ambientado Puerto escondido. Es abogada y ha ejercido durante diez años, tomándose un breve respiro para investigar, escribir y ser madre. Actualmente, ha vuelto a ejercer por su cuenta y está recabando datos para otra novela que, aun siendo independiente a Puerto escondido en cuanto a trama principal, está planeando hacerla con los mismos personajes y resolver así alguna trama secundaria del primer libro. En enero de 2013 autopublicó La mano del arquero, que, aunque se configura como novela de ficción, tiene gran parte de contenido jurídico, ya que no sólo trata temas como la valentía, la maternidad y la amistad, sino y sobre todo, sobre el acoso laboral. Anteriormente, ha realizado alguna pequeña colaboración en webs como www.galiciaencantada.com, en gallego, publicando relatos históricos como el de A dama do vento

SINOPSIS

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de diversos asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, que es el lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de su autopsia.
Cuando hasta los más escépticos empiezan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a sucederse más asesinatos en la zona, que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval.
Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

MI RESEÑA

Tengo sentimientos encontrados con este libro. Por un lado, reconozco el mérito y la increible labor de documentación sobre espeleología y geología que ha realizado la autora para escribirlo y su intachable forma de transmitir esos conocimientos con una prosa sencilla y cuidadísima.
Por otro lado, esperaba más, es así, echo de menos la chispa y el ritmo trepidante con que nos sorprendió y encandiló a todos en su ópera prima, "Puerto escondido"
Sabemos lo malas que son las expectativas, lo difícil que tiene que ser triunfar con tu primera obra y luego intentar estar a la altura. Y no es que no lo esté, es más que probable que haya empleado mucho mas tiempo y ganas en esta segunda novela, se nota, es mucho mas completa, mas madura, está mas currada y es una historia muy interesante a priori, perfectamente trenzada, no deja cabos sueltos y tiene un final sorprendente. Lo mejor a mi modo de ver. Pero es demasiado lenta para su género, demasiado explicativa, con descripciones muy largas sobre espeleología que sinceramente, si te apasiona el tema es un plus pero para el común de los mortales, sobran. 
Y me da pena, de verdad que si por que se siente que es una obra muy trabajada pero a mi personalmente me falta algo, ese enganche, esa necesidad urgente de saber, esa tensión palpable que tenía su primer libro. 
El título de la novela no está puesto al azar. Un lugar a donde ir aparece en distintas ocasiones a lo largo de la novela siendo el refugio, el lugar, la meta, el destino, lo que los personajes de la novela buscan en la vida, tal y como nos sucede a todos nosotros. Esa parte me encanta.
Aunque me gustase mas Puerto escondido, recomiendo esta segunda parte por que estoy convencida de que la escritora cerrará latrilogía de una forma brillante. No hay que perder de vista a Oruña. Yo no lo haré.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada