Datos personales

Mi foto

Estoy reinventàndome!

Archivo del blog

Etiquetas

sábado, 22 de febrero de 2014

La cuarta señal de Jose Carlos Somoza

EL AUTOR


JOSÉ CARLOS SOMOZA

(1954- )

José Carlos Somoza nació en el año 1954 en La Habana (Cuba) pero desde muy niño residió en Madrid al abandonar su familia la isla caribeña un tiempo después de la subida al poder de Fidel Castro.

Estudió medicina y se especializó en psiquiatría, abandonando su profesión para dedicarse por completo a la literatura a mediados de los años 90.

Varios premios, como el de guión radiofónico organizado por Radio Exterior de España, el accésit del Gabriel Sijé por la novela corta “Planos” (1994) o el Cervantes de Teatro por su obra “Miguel Will” (1997), fueron sacando del anonimato a este escritor tan admirador de Jorge Luis Borges como de Laurence Sterne, quien con “Silencio de Blanca” (1996) consiguió relevancia mediática al conseguir ganar el premio de La Sonrisa Vertical.

“La Ventana Pintada” (1999), novela con el protagonismo de Javier Verdaguer, un hombre evadido en el cine, logró el premio Café Gijón de Novela.

Con “Dafne Desvanecida” (2000), libro centrado en un hombre amnésico enamorado de una mujer desconocida, fue finalista del Nadal, mientras que con la novela “Clara y La Penumbra” (2001) consiguió ser galardonado con el premio Fernando Lara.

Otros títulos de su prolífica carrera son “Cartas De Un Asesino Insignificante” (1999), con una traductora inmersa en una historia inquietante que pone en peligro su vida, “La Caverna De Las Ideas” (2000), una de sus mejores entregas con una intriga ambientada en la Grecia clásica, “La Dama Número Trece” (2003), protagonizado por un profesor de literatura angustiado con pesadillas o “La Caja De Marfil” (2004), con una trama que gira en torno a la desaparición de una muchacha madrileña en un pueblo andaluz.

“ZigZag” (2006) era una intriga con apuntes de ciencia-ficción.
En “El Detalle” (2005) se recogían sus novelas breves: la premiada “Planos”, “El Detalle” y “La Boca”.

En "El Cebo" (2010) creaba una intriga criminal con una experta en conducta criminal con el objetivo de atrapar a un peligroso criminal conocido como "El 






SINOPSIS

«Esta es, ante todo, una historia de amor donde los personajes son reales a ratos, dependiendo del estado de la conexión a Internet. También es, incidentalmente, la crónica de los Cuatro Días Más Importantes de Todos.»

En pleno siglo XXI, el mundo virtual Órgano prácticamente ha sustituido al mundo real: la gente trabaja, se divierte y se relaciona en Órgano. Pero la aparición de una joven en el altar de una iglesia bajo una lluvia de rosas marcará el inicio de los Cuatro Días Más Importantes de Todos y, si nadie lo evita, el fin de ambos universos.

MI RESEÑA

Primero decir que Somoza me parece uno de los escritores mas imaginativos y originales del panorama nacional, no en vano, es dificil encontrar un libro suyo que no tenga algun premio. Ese mismo rasgo, que le convierte en el autor renovador de la literatura de misterio por excelencia, hace que sea tremendamente dificil encasillarlo en un gènero, puesto que busca romper esa barrera entre novela negra, thriller y ciencia ficción. Dicho esto y obviando el hecho de que es un escritor que me encanta, debo decir que esta novela no me ha gustado.  No soy una lectora asidua de ciencia ficción  y pocos libros de este gènero me han dejado huella( màs allà del hobbit y la trilogía de Tolkien), aunque reconozco un buen libro cuando lo leo y este no me lo ha parecído. Sí lo fue otro libro de este auto: "zig zag" pero ese es otro tema.
Somoza se caracteriza porque sus novelas, pese a tratar temas fantàsticos, no parecen tan descabelladas, incluso parecen factibles y esta no es una excepción: un mundo virtual en el que cada uno tiene su personaje que vive, ama y se relaciona en "órgano" ,no parece tan sacado de contexto en la sociedad actual, incluso añadiendo el detalle de que el usuario a travès de unos auriculares es capaz de sentir en carne propia lo que siente su personaje. Hasta aquí me parece bastante interesante. A partir de aquí es donde comienza una ida de olla en la que se mezclan ambos mundos y una vez que un personaje se conecta, puede ser que nunca màs pueda volver al mundo real, y así se va enredando la madeja màs y màs hasta el punto de que el lector a ratos se pierde entre ambos universos. Demasiado pretencioso, tal vez. O quizà es que realmente la ciencia ficción no es mi fuerte y me cuesta asimilar ciertos conceptos. Lo ignoro. Es posible que a un amante de la misma, le parezca un buen libro. Puede ser. A mí, con harto dolor de mi corazón puesto que estoy hablando de uno de mis escritores fetiche, me parece un pestiño que he terminado a duras penas por ser de quien es.
Mi nota: un 4 escaso 

No hay comentarios:

Publicar un comentario