Datos personales

Mi foto

Estoy reinventàndome!

Archivo del blog

Etiquetas

sábado, 13 de octubre de 2018

Los relojes de Agatha Christie

LA AUTORA

Agatha Christie, nacida en una familia de clase media alta, recibió una educación privada hasta su adolescencia y estudió en diversos institutos de París.[1]​ Mientras trabajaba como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, publicó su primera novela, El misterioso caso de Styles(1920), donde introdujo por primera vez el personaje del detective Hércules Poirot.[1]​ Su aparición fue continuada por la de Miss Marple,  Tommy y Tuppence Beresford.

En 1914, contrajo matrimonio con Archibald Christie, de quien se divorció en 1928. En 1926, afectada por una supuesta depresión, desapareció misteriosamente luego de que su coche apareciera abandonado al borde de la carretera. Fue hallada once días más tarde bajo un posible cuadro de amnesia, en un hotel bajo el nombre de una amante de su marido.[1]​ En 1930, se casó con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañó largas temporadas en sus viajes a Irak y Siria. Sus estadías inspiraron varias de sus novelas posteriores como Asesinato en Mesopotamia (1936), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938), muchas de las cuales fueron adaptadas en teatro y cine con alta aceptación.[1]​ En 1971, fue designada Comendadora de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II.[3]​ Falleció por causas naturales en 1976.[4]

El Libro Guinness de los Récords calificó a Christie como la novelista que más obras ha vendido de todos los tiempos. Se han vendido dos mil millones de copias, posicionándose sus trabajos como los terceros más vendidos en el mundo, solo por detrás de las obras de William Shakespeare y la Biblia.[5]​ Según el Index Translationum, Christie es la autora individual más traducida con ediciones en al menos 103 idiomas.[6]​ En 2013, su obra El asesinato de Roger Ackroyd fue elegida como la mejor novela de crimen de todos los tiempos por 600 miembros de la Asociación de Escritores

SINOPSIS
Desde el número 19 de Wilbraham Crescent alguien llama solicitando una mecanógrafa, con preferencia Sheila Webb. La llamada es atendida y Sheila es enviada a la dirección reseñada con el encargo de presentarse a miss Pebmarsh. Al llegar allí encuentra la puerta abierta y se introduce en un saloncito que le llama la atención por los numerosos relojes que distingue y porque en el sofá descubre el cuerpo de un hombre con los ojos entreabiertos, unos ojos que miran sin ver, ya que está muerto. 

MI RESEÑA

De vez en cuando, esto es varias veces al año, siento la imperiosa necesidad de regresar a mis orígenes literarios. El otro dia en el mercado del libro antiguo de Madrid hallé un par de libros que no tenia de la colección de Agatha. Uno era este. Supongo que en algun momento debí de leerlo pero no recordaba nada de él y aunque no es ni con mucho de los mejores de su autora, ha conseguido trasportarme a su delicioso mundo de deducciones y misterios imposibles. 
Debo decir que con esas extrañas pistas que regala invariablemente Agatha a sus lectores, adiviné quien era el asesino pero aun así no me perdería por nada ese final donde Poirot explica quien, como y porqué, es uno de los inmensos placeres que reserva la lectura de estas pequeñas joyas literarias.
Por lo demás, por extraño que parezca, la paz queme proporciona sumergirme en estas lecturas no tiene precio. Amo a esta mujer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario