Datos personales

Mi foto

Estoy reinventàndome!

Archivo del blog

Etiquetas

lunes, 16 de abril de 2018

Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena

EL AUTOR


Escritor y periodista español, Torcuato Luca de Tena estudió Derecho en Chile, aunque completó su formación en la Universidad Central de Madrid. Luca de Tena no ejerció como abogado, dedicándose desde muy temprana edad al periodismo a través de las páginas del diario de su familia, el ABC, periódico en el que desarrolló casi toda su carrera y del que fue director en dos ocasiones.

Luca de Tena trabajó primero como corresponsal y más tarde como redactor en ABC antes de ocupar puestos de dirección, actividad que compaginó con la escritura a la que decidió dedicarse de manera profesional a principios de 1973, año en el que fue elegido como académico de la RAE. Con anterioridad ya había recibido premios tan importantes como el Ateneo de Sevilla o el Planeta.

Dentro de la literatura, Luca de Tena destacó como poeta, novelista y dramaturgo; también cultivó el ensayo histórico y el cuento, todo ello con rigor y conceptismo. Algunas de sus novelas fueron llevadas al cine con éxito en su época.

Recibió numerosos premios entre ellos el Nacional de Narrativa Española en 1962. En 1970 fue el ganador del II Premio Ateneo de Sevilla por Pepa Niebla. De entre su obra habría que destacar títulos como La mujer de otro, Pepa Niebla, Los renglones torcidos de Dios o Primer y ultimo amor.


SINOPSIS
Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o padece realmente un grave y peligroso trastorno psicológico.

Los renglones torcidos de Dios se convirtió en todo un éxito de ventas en la España de los años 80, siendo llevada al cine con gran éxito

MI RESEÑA

Escribo esta reseña sin haber terminado el libro aún, me quedan unas cuantas páginas y he decidido hacerlo así por que realmente me ha parecido tan bueno que el final no va a cambiar ni un ápice mi opinión. 
Es un libro que me han recomendado tantas veces y tantas personas con gustos tan diferentes para la literatura que mi obstinación en no leerlo solo puede justificarse por ese punto de rebeldía que me hace rechazar sistemáticamente todo lo que los demás se empeñan en imponerme. O dicho de otro modo, por cabezonería. Y debo confesar que en este caso me equivoqué. Es una obra deslumbrante y de obligada lectura. 
El argumento es relativamente simple de entrada; una supuesta detective se infiltra en un psiquiátrico para investigar un asesinato. Y de ahí en adelante, toda especulación es posible, está loca? esta cuerda? Y las incontables variaciones al respecto. Cuando parece que has llegado a una conclusión certera, aparece un nuevo elemento sorpresa que lo desbarata todo.  Y así sucesivamente.
Pero para mí el punto fuerte del libro es su protagonista: Alice Gould. Es probablemente el personaje más carismático y fascinante que me he encontrado en mis numerosas andaduras por el universo literario. Los diálogos de Alice con cualquiera de los médicos, especialmente con Cesar Arellano, son brillantísimos, de esos que te hacen relamerte de gusto y desear que no se acaben, como cuando de niño vas a ver una buena película al cine. 
Como curiosidad decir que el autor del libro pasó 20 días en un psiquiátrico para documentarse y eso se nota, los especímenes que pueblan estas páginas son variadísimos, desde el neurótico que tiene fobia al agua hasta el enfermo que no es consciente ni de su propia existencia, cada uno con su propia  peculiaridad.
Lo dicho, recomendadísima.
Mi nota: 9/10



1 comentario:

  1. Es una novela muy buena. La leí hace muchos años y la recuerdo como una maravilla. No me importaría releerla.
    Saludos

    ResponderEliminar